La vida tenía un precio (y si no puedes pagarlo, estás muerto)

Las farmacéuticas son la última gran estafa de la crisis. El pasado año sus inversores son los que más dinero han ganado gracias a la especulación y la usura. La hepatitis C es el mejor ejemplo de cómo las farmacéuticas sacan la sangre a los enfermos con la aguja de los gobiernos. Un laboratorio, controlado por bancos y fondos, impone precios demenciales que los Estados aceptan porque la banca manda.  

Source: www.eldiario.es

See on Scoop.itCorrupción de todo tipo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: